El pasado fin de semana se hacía el estreno a nivel mundial del nuevo modelo de Hoka. Las Carbon X con las que Jim Wansley pulverizaba el record mundial de las 50 millas corriendo a 3:36. Toda una proeza que daba más renombre a un modelo de zapatilla pensada para los corredores de larga distancia y que no se van a complicar con terrenos muy técnicos.

Si tuviéramos que desgranar las peculiaridades de esta zapatilla diríamos que tiene una pequeña placa de carbono entre las dos espumas de amortiguación y que viene ligeramente curvada con la suela y que Hoka llama Meta Rocker lo que hace que la pisada sea más dinámica y relanza el impulso de manera más explosiva.

La base es más ancha y espaciosa donde se aloja el arco, lo que logra una mayor estabilidad. La lengüeta va unida a la base para proteger el empeine y su peso viene a ser de 241 gramos con un drop de 5mm. 

Gobitu Bode