Se nos acaban los calificativos para hablar de este muchacho. Los prolegómenos de la carrera hablaban del duelo del año, de la máxima concentración de alto nivel, de una pléyade de estrellas….Da igual, si el de Sabadell está de dulce y no hay contratiempos es prácticamente imposible vencerle. Kilian Jornet ganaba la Sierre Zinal y sus 31 km y 3300m.a. valedera para las Golden Trail Series pulverizando el record de Jonatan Albon del 2003 y rebajándolo en casi 5 minutos.

Si es verdad que no lo tuvo nada fácil porque tenía al eritreo Pietro Mamu entre sus rivales, que ya le ganó la carrera en el 2016, pisándole los talones durante toda la carrera con una horquilla entre unos y dos minutos. De hecho kilian al igual que hiciera en Zegama no dejó nada a la improvisación y en el primer paso intermedio de Ponchete, marcaba 47 minutos y ya les endosaba 2 minutos a sus perseguidores. En el punto intermedio de Chandolin, mantenía la diferencia sobre el eritreo y 4 minutos a Jim Wansley y el mexicano Juan Carlos Carera.

En Weisshorn la ventaja disminuía a minuto y medio y ya se veía a kilian Mirando hacia atrás lo que denotaba que no iba muy cómodo sabiendo quién venía a la caza. La tercera plaza del pódium ya se vendía  a 5 minutos y medio de cabeza de carrera. Finalmente Kilian entraba en Zinal con 2h25m35s aventajando en apenas 55 seg al eritreo Petro Mamu y 6:17 a Jim Wansley.

Y mientras tanto y lo que más nos emociona es que la categoría femenina es una caja de sorpresas. De hace dos años hacia acá, están saliendo corredoras con una calidad increíble y muy lejos del salón de la fama. Había muchísimo nivel con varias campeonas del mundo, pero nada pudieron hacer frente al empuje de la nueva ola. La suiza de Ollon, Maude Mathys impartía toda una cátedra de principio a fin para establecer diferencias determinantes para su victoria más deseada en casa. La triple campeona de Europa y subcampeona del mundo, dejaba claro que no iba a dejar dudas y se imponía en la meta de Zinal con 2h49m20s, batiendo el récord también en 5 minutos y aventajando a otra joven  talento como la también suiza, Judith Wyder que venía de ganar la Dolomites Sky run y que mantenía una disputada parte final de carrera con la italiana Silvia Rampazzo, a la postre tercera. Por detrás quedaban las Elisa Desco, Oihana, Azara,Ruth Croft, Gisela Carrión y demás favoritas a más de 15 min………..Nos declaramos muy fans del trail running femenino que empieza ya a ocupar las plazas de privilegio en categorías absolutas poniendo de manifiesto la enorme calidad que atesoran. 

Esto es lo que tiene las carreras de este tipo, que los favoritos están en la sorpresa…..

Gobitu Bode