La Gorbeia Suzien ya tiene nuevos ganadores. Después de un año de ausencia había muchas ganas por competir en una carrera mítica ya y que año tras año aglutina a algunos de los mejores competidores del circuito.

Las hostilidades se desataban el viernes con la disputa de la primera edición del vertical al Lekanda donde la noruega Yngvild Kaspersen y el madrileño Antonio Alcalde grababan su nombre como primeros vencedores de un duro y animado vertical que congregó a numeroso público por el recorrido.La noruega marcaba 43;20 en la cumbre de Lekanda y avetajaba en 1:20 a Andrea Garay y algo más de 3 minutos y medio a Ainhoa Lendínez. 

Por su parte Antonio Alcalde , consumado corredor de skimo hacïa valer su potencial para ganar con 37:26 y arrebatarle la victoria a un consumado especialista como Imanol Goñi por sólo 4 seg. Tercero y Cuarto entraban con 38:30 , Xabier Macías e Iñigo Lariz.

La pomada se guardaba para la jornada dominical con la disputa de la prueba más esperada por todos y donde había en línea de salida mucho nivel como todos los años para luchar por la victoria.

Desde el inicio Aritz e Yngvild no dieron opciones. Ya en la cumbre del Gorbeia,km 14 las diferencias de Aritz 1:34:08 con Pere Rullan 1:37:56 eran de casi 4 minutos. Un minuto más atrás venían Larru y Antonio Alcalde. Estas distancias no hacían más que intercambiarse en tiempo y protagonistas. Mientras en Lambreabe(km 27), Aritz marcaba 2:46:28, por detrás Larru daba un golpe en la mesa para coger la segunda posición y recortar casi 2 minutos 2:48:55. Pere Rullán pasaba 3º con 2:51:39. Estas posiciones se mantendrían hasta la meta con esa victoria para Aritz que hacía doblete con un tiempo de 3:07:33

Por su parte la noruega venía para mostrar porque es una de las mejores corredoras del mundo y sus parciales eran de escándalo. En la cumbre del Gorbeia marcaba 1:50:07 y ya endosaba 7 minutos a una combativa Andrea Garay y casi 10 a María Zorroza, ambas de la selección de Euskadi.

En Lambreabe las distancias entre ellas aumentaban hasta los 17minutos y la corredora noruega no daba señales de que quisiera bajar el ritmo. Un poderoso correr y una depurada técnica la empujaban con velocidad constante hasta la meta parar el crono en 3:34:32. Segunda y tercera respectivamente y tras una bonita batalla entre ellas eran Andrea garay y María Zorroza a más de 20 minutos pero dando un auténtico clínic de lo que es competir.

Un año más las campas y las cumbres del Parque Natural del Gorbeia volvieron a cobrar vida para recibir a más de 600 correodores que disfrutaron del paisaje, del ambiente y de la esencia de competir en una gran carrera. Una de las muchas que tiene Euskadi.

Gobitu Bode