Otra vez, estamos a las puertas del fin de semana más importante del año para los amantes de las carreras de montaña. Vivimos un deporte de locos corriendo por las montañas, que llegan a su punto más alto de locura aquí. Las cadenas humanas que se forman durante gran parte de los 42 kilómetros de la Zegama Aizkorri pierden el norte gritando y animando sin parar a los 500 privilegiad@s que se dan cita en la pequeña localidad donostiarra entre los acordes de la música de Vángelis. Todo se magnifica. Los pelos de punta, un halo de emoción invade la atmósfera en esa salida donde miles de personas escuchan la premonitoria Titans a todo volumen. Algo grande está a punto de ocurrir……….

Los demás , cerramos los ojos y nos dejamos llevar por las laderas del Aizkorri corriendo de un lado para otro para verles en el mayor número de escenarios posibles.…Outzarte, Aratz, Sancti Espiritu, Aizkorri, Aitzuri, Urbía……….casi otra maratón sin dorsal. Se nos va la pinza animando a los titanes…….algunos no los conoces pero te da igual……

Lo mejor es ver las caras de todos esos que la corren por primera vez que no entienden que nos pasa, les gritamos y les jaleamos e incluso les llamamos por su nombre como si les conociésemos de toda la vida. Los extranjeros flipan, los vascos se les hincha el pecho y el resto no saben muy bien que coño ocurre, pero está claro que solo aquí lo van a vivir. Unos lloran, otros gritan, otros se quedan mudos y abren los ojos como platos…….Esto es Zegama amigos. Esto solo pasa aquí en Euskadi. Nada más que en esta carrera, nada más.

Ye suis basque………….ongi etorri laguna………..

En esta edición veremos una vez más a algunos de los mejores corredores del mundo…Cada vez es más difícil que una sola carrera los aglutine a todos porque ya empiezan a verse ciertos aspectos ajenos al deporte que nos priva de un espectáculo mayor. Al igual que hemos visto en las primeras grandes carreras de este 2019, el formar parte de tal circuito o marca empieza a ser un motivo suficiente para las ausencias significativas. Zegama tampoco está libre de todo esto y su inclusión en las Golden Trail me consta que resquema a ciertos colectivos, allá ellos……..hay que ser muy necio para perderse algo que sólo pueden vivir aquí, en fin serafín.

Hablemos de los que están, que son los que vamos a ver y que estoy seguro que nos regalarán un fin de semana antológico. Todo indica a que el sol va a lucir en su máximo esplendor y se batirá el récord de afluencia de público y por qué no? Posiblemente caigan los récords absolutos de la prueba que ahora mismo ostentan Maite Maiora  con 4:34:27 y Stian Aingermund con 3:45:08.

Entre los candidatos a la victoria, están el mejor corredor del planeta, Killian Jornet que estrena la temporada en su carrera fetiche que ha ganado hasta en 8 ocasiones. Creo que no somos o suficientemente conscientes de lo que significa que el corredor catalán esté en Zegama. No se guarda nada , es un gran competidor. Junto a él, defiende título el suizo Remi Bonnet que no tenemos muchas referencias este año de él y el noruego y recordman de la prueba, Stian Aingermund….una auténtica fuerza descomunal que no entiende de medias tintas. 

Oier Ariznabarreta es uno de los tapados. después de la exhibición en el Campeonato de España no podemos más que esperar que sea el gran animador de la carrera y que va a dejar a más de uno, fuera de combate antes de Aratz. Alguien que es capaz de correr por el monte a 5:06 es para tenerle respeto. Bartolomej Przedjwojwsky, polaco de apellido impronunciable que llega más fuerte que nunca y que el año pasado se colaba en el pódium es otra de las alternativas a esta batalla épica donde el calor a los norteños europeos no les va a sentar nada bien. Manuel Merillas, el caballo desbocado que no entiende de formas. En realidad, es un corredor anárquico en primera instancia pero que solo él sabe donde están sus límites. Toda una agradable incógnita para el domingo que ilusiona sobre manera. Aritz Egea, el vasco del Salomon que tiene dinamita en las piernas y que viene de ganar la K21 de Transvulcania. 

Aritz Egea con 3:55, Oriol Cardona, Alexis Sevenec, el sueco Peter Enghdal, Jan Margarit, Ander Iñarra, Juanjo Somohano, Alejandro Forcades, Jessed Hernández o Asier Larruzea deberían pelearse por ese Top 10.

Pero esto no acaba aquí, corredores de la talla del reciente ganador de la Transvulcania, Thibout Garrivier, su compatriota y ganador de la maratón de Transgrancanaria Thibout Baronian, Diego Speedy Pazos, Javi Domínguez, Ander Barrenetxea, Antonio Herrera, Julen Martínez, Beñat Katarain, Cole Watson,  Karl Egloff, Antonio Alcalde y un amplio etcétera completan un cartel de lujo para ser la punta de lanza.

La categoría femenina será el gran atractivo con una terna de corredoras impresionante y que tiene a Maite Maiora como la gran favorita y recordman de la prueba. Raza a raudales para competir contra su gran rival en Euskadi, Oihana Kortazar . Llega con un bagaje impoluto de victorias en carreras fuera del circo mediático pero donde ha demostrado que no ha perdido ni una sola pizca de la calidad que atesoraba. Atentos a esta preciosa lucha. Frente a ellas la legión extranjera encabezada por la descomunal calidad de Yngvlid Kaspersen que se conoce el recorrido al dedillo y que ya sabe lo que es ganar en la aldea soñada. Elisa Desco, otrora ganadora de la prueba que sale a pinchu como dice nuestro colega Ordieres. Amandine Ferrato, la francesa saltimbanqui que parece que no posa los pies en el suelo, la americana Megan Mackincie, la británica y recordman de la Ben Nevis, Victoria Wilkinson……..

También la americana Sandy Nypaver, una corredora ràpida que se adjudicaba el año pasado The Rut 50. Por supuesto Megan Kimmel, asidua a Zegama y que  atesora uno de los mejores bagajes de victorias por todo el mundo. María Zorroza, Oihana Azkorbebeitia, Uxue Fraile, courtney Atkinson o Celine Lafaye serán otras de las grandes corredoras que darán el mayor de los espectáculos. Y las niñas Maite Etxezarreta o Gisela Carrion. 

Somos muchos los que soñamos con este fin de semana…muchos…..un fin de semana de reencuentros, de risas, de emoción, de trail, de tradición. Quién se puede perder todas esas cañas en la terraza del Txanton, la hospitalidad infinita de Carlos Morán, la alegría desbordada de los Malcorra, Maite, Charlie, Iosu, Ainhoa y compañía, la cena del viernes en la sidrería, las copas de noche con los penyagolosos…….el abrazo con caña y cigarro de Ainhoa Txurruka, las conversaciones ininteligibles de los vascos, la algarabía de los miles de personas y personajes durante el recorrido……….en definitiva…las cosas que pasan sólo en Zegama………..la aldea soñada.

Gobitu Bode

Fotos: Aritz Gordo, Jordi Saragossa, Fotorunners, Elena Mate