Nada, no hay nada que hacer…….la tierra sigue girando en la misma dirección y solo una persona permite ese giro…...hace ,deshace, templa, espera, dicta, observa, acelera, esprinta, frena, corre, camina, disfruta y ejecuta…

Kilian es a Zegama lo que Zegama es a Kilian, es una unión siamesa donde la una no puede vivir sin el otro y viceversa. Este chico es un demonio.

En los prolegómenos de la carrera, éramos más de 50000 personas que osábamos hacer apuestas sobre lo que ocurriría el día de ayer , incluso teniendo la osadía de vaticinar su derrota. Y por supuesto que algún día tendrá que llegar pero sòlo cuando él lo decida. Ayer volvió a demostrar porque es el mejor corredor de montaña de todos los tiempos. Un tío que sabe correr con inteligencia. La carrera la conoce al dedo pero es que además sabe contra quién juega y dónde asestar el golpe. 

Esta vez sabía que no podía esperar a la segunda parte de carrera como otros años, sabía que tenía gente muy muy rápida para sus intereses y además el calor podría hacer pupita. No dejó ni una rendija abierta a la esperanza de sus rivales. Salió enchufado tras Oier Ariznabarreta y Andy Wacker y les dio carpetazo cuando quiso. Sin relajarse. Por detrás estaban al acecho dos corredores que le iban a apretar pero de lo lindo, los conoce perfectamente. Bartlomej Przedwojewsky y Thibaut Baronian le soplaban el cogote, pero solo un poco……Por detrás una horda de bestias daban al traste con la valentía de Oier, Andy y Aritz y se colaban en 4ª y 5ª posición. Bravo por el punch final de Stian Angemund Vik y Alejandro Forcades

El espectáculo que ofrecieron fue acorde a la ilusión y la expectativa generada. Nunca hubo tanta gente en el recorrido. Nunca. Zegama era un hervidero de gente y sus montañas también. Ahora ya, no todo se reduce a Sancti Espíritu y Aizkorri. La cumbre de Aratz, las campas de Urbía y el avituallamiento de Moano son tres claros ejemplos de la expansión de la ilusión que genera la mejor carrera del mundo. El público ya conoce los atajos para poder ver el espectáculo y son innumerables las carreras que se originan. 500 con dorsal y miles sin dorsal. Pero es que además el streaming de la carrera lo vieron algo mas de 101000 personas…..bendita locura la que proporciona el matrimonio Zegama-Jornet.

Las chicas a lo suyo, haciendo lo que saben hacer que es correr como demonios. Tengo que reconocer que «mis favoritas» no estaban solas. En Aratz ya estaban muy lejos de lo que yo pensaba y de entre las miles de cabezas aparecía una menuda corredora, con sus mofletes sonrosados y con una depurada técnica de bajada, donde apenas posaba los pies en el suelo. La noruega Lisa Anne Dvergsdall saltaba la banca y dominaba desde la salida y ya pasaba por Ultzama con dos minutos sobre Elisa Desco y Amandine Ferrato. Alea Jacta est. No hubo más historia. Proporcionalidad absoluta, a más kilómetros, más tiempo les metía. A ellas pude verlas antes de San Adriá y volaban con una Gisela Carrion que firmaba un auténtico carrerón y Oihana Kortazar, siempre Oihana compitiendo por ese pódium. 

Y así entre la incredulidad por el espectáculo y el calor, nos desenvolvíamos por esa aldea soñada donde es muy difícil explicarlo con pocas palabras tal como nos contaba Stian Angermund Vik en este vídeo.

Para mí solo se me ocurre una que resume todo un fin de semana.

GENEROSIDAD

Gobitu Bode

Fotos Nortrail, JCD Fotografía, Revista Trail Run